Tel: +57 (4) 531-4422 comunicaciones@prodepaz.org

El 21 de febrero de 2019 se llevó a cabo el Intercambio de Transparencia y uso de Excedentes con líderes comunales en Guatapé en el cual se identificaron prácticas de corrupción en el ejercicio comunitario y se plantearon estrategias para el buen manejo de los recursos de las organizaciones territoriales.

Este Intercambio hace parte de la ruta formativa en Contratación Social que se lleva a cabo en 25 organizaciones comunales de El Peñol, Guatapé y San Rafael para fortalecer capacidades en las Juntas de Acción Comunal y Asocomunales, y promover la gestión y ejecución de convenios, contratos y proyectos en beneficio de la comunidad.

Le recomendamos leer: Formación en Contratación Social

El bien común prima sobre el individual

Durante el espacio el grupo se dividió en dos bases en las cuales se trató el uso y manejo de excedentes (diferencias entre cooperativas, asociaciones y juntas de acción comunal, elaboración de presupuestos y manejo del dinero) y prácticas de transparencia. También se socializaron las cifras de corrupción en las entidades privadas y la normalización de las prácticas de corrupción a partir de la historia “El culto al avispado”, con la cual se reflexionó acerca de los hábitos de la cultura antioqueña que favorecen el “pasar por el encima del otro” como una actitud astuta y un acto legítimo.

Entre las estrategias para evitar prácticas políticas y ciudadanas inadecuadas, que no favorecen el sentido de lo público, lo colectivo y lo democrático, los comunales plantearon:

  • Tener sentido de pertenencia por la organización.
  • “Ser honestos en lo mucho y en lo poco”
  • Que los líderes comunitarios cambien de mentalidad.
  • Actuar con convicción “dejando los vicios que vienen de atrás”.
  • Prepararse para asumir cargos directivos (se falla por desconocimiento).
  • No ser permisivos con prácticas delictivas.
  • Fortalecer los dichos de la sabiduría popular: “entre cielo y tierra no hay nada oculto”, “la justicia tarda pero llega”, “lo ajeno quita lo propio”, “la ambición rompe el saco”…

Como conclusiones del encuentro, los líderes lograron comprender que la corrupción no se circunscribe únicamente a las entidades públicas, sino que es posible encontrar prácticas en el diario vivir, tanto de personas como de entidades públicas y privadas, y que es necesario volver al sentido de lo público para que el bien común prime sobre el individual.

¿Necesita ayuda? Chat disponible