Tel: +57 (4) 531-4422 comunicaciones@prodepaz.org

El pasado fin de semana se llevó a cabo un conversatorio sobre los “Avances del proceso de paz e importancia de los Consejos de Paz y Reconciliación”; diálogo que tuvo lugar en las instalaciones de la Fundación Tecnológica Rural Coredi en Marinilla, Antioquia.

Este espacio fue convocado por la Corporación de Estudiantes y Profesionales de Marinilla -Corum, el Colectivo SinEsquemas y las organizaciones vinculadas al Pacto por la construcción de Paz Territorial. De esta conversación participaron algunos jóvenes y pobladores de la región, delegados de las organizaciones e instituciones del territorio, así como funcionarios del Gobierno Nacional y Redepaz.

En un primer momento, Carlos Galán, delegado de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz que acompaña algunos de los municipios PDET (donde se priorizaron los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, como primeras acciones en la implementación del Acuerdo de Paz de La Habana), habló sobre la conformación de los consejos municipales de paz, los temas que pueden abordarse en estos espacios locales y la manera de operativizarlos.

Luis Emil Sanabria, presidente de Redepaz, socializó con los asistentes parte el movimiento de la sociedad civil, desde donde se gestaron iniciativas como asambleas provinciales de paz, el movimiento nacional por la paz, el mandato por la paz, entre otros; Sanabria presentó un recorrido por la historia de la sociedad que ha querido la paz en nuestro país, y que hoy se expresa y tiene fuerza (por mandato de ley) en el Consejo Nacional de Paz.

Consejo Nacional de Paz

Esta figura nace en el año 1998 con la Ley 434, y fue modificado el año pasado mediante el decreto 885, producto de los Acuerdos de Paz del Gobierno Nacional con las FARC. Actualmente, este Consejo está conformado por 105 personas, entre organizaciones defensoras de DDHH, organizaciones constructoras de paz, mujeres, jóvenes, afrodescendientes, indígenas, organizaciones sindicales y gremiales, pues en palabras de Luis Emil Sanabria: “allí está sentada la sociedad colombiana con todas sus diferencias y con todas sus posibilidades de construcción de paz”.

El Consejo Nacional de Paz cuenta con un comité conformado por miembros de la sociedad civil y representantes del Estado; cuenta, así mismo, con una secretaria técnica compartida entre la Oficina del Alto Comisionado para la Paz y Redepaz.

“El Consejo Nacional de Paz tiene fundamentalmente la tarea de asesorar al Gobierno Nacional en la construcción de la paz, de la convivencia, de la reconciliación y la no estigmatización de las organizaciones sociales y comunitarias que trabajan por la paz y los derechos humanos”, según Luis Emil Sanabria.

Actualmente, este consejo está implementando una ruta de trabajo con temáticas como:

  • Construcción participativa de la política pública de paz y reconciliación.
  • Acompañamiento a zonas afectadas por el conflicto armado para instalar los consejos departamentales de paz recogiendo las ideas y opiniones de la comunidad
  • Atención a consultas de distintas estancias estatales y organizaciones sociales en temáticas vinculadas a la paz, así como generación de propuestas de avance en derechos humanos y exploración de posibilidades para una paz duradera y estable.

Los Consejos Territoriales de Paz

Es importante recordar que los consejos de paz, tanto el Nacional como los departamentales y municipales, son de obligatorio complimiento para alcaldes, gobernadores y el Presidente de la República, y por lo tanto se debe avanzar en la conformación de estos en los ámbitos territoriales.

La conformación de los consejos pueden darse por iniciativa de los gobernantes quienes tienen la facultad de promover su instalación y funcionamiento, pero también pueden gestionarse desde comités de impulso de la sociedad civil, quienes pueden construir proyectos de acuerdo (en lo local) u ordenanza (en lo departamental), presentarlos a los concejos municipales o asambleas departamentales, agotar los trámites gubernamentales para su conformación oficial y empezar una acción participativa e incluyente, que recoja los distintos enfoques y necesidades de paz en cada territorio, así como el trabajo constante de los constructores y constructoras de paz en cada localidad, barrio, vereda.

English EN Español ES
¿Necesita ayuda? Chat disponible