Tel: +57 (4) 531-4422 comunicaciones@prodepaz.org

“La paz es para sembrarla o para reconstruirla, ese es el trabajo nuestro: el evangelio de la paz, ser agentes de la paz”.

Estas palabras fueron compartidas por Monseñor Flavio Calle Zapata, Arzobispo Emérito de Ibagué, co-fundador del Programa de Desarrollo para la Paz del Oriente Antioqueño y Porce Nus, en su visita a la Corporación Prodepaz en el marco de la celebración de sus 20 años. En un conversatorio ameno y cercano, Monseñor Flavio, convocó a los colaboradores de la Corporación a cumplir el propósito fundamental con el que nació esta iniciativa territorial en 1999: articular, integrar, facilitar y construir “caminos para llegar a la paz”.

 El 15 de septiembre de 1999, nació oficialmente la Corporación Programa Desarrollo para la Paz – Prodepaz con la firma de la escritura pública número 1079, ante la Notaría Segunda de Rionegro, Antioquia.

Esta protocolización pública fue precedida por varios hitos y concertaciones entre los sectores políticos, empresariales y sociales. Los antecedentes más relevantes fueron los Foros por la Paz, convocados entre 1994 y 1999 por la Diócesis de Sonsón – Rionegro, en cabeza de Monseñor Flavio Calle Zapata, que nacen como respuesta a la situación de violencia que atravesaba el Oriente Antioqueño: atentados contra la infraestructura física de los pueblos, el derrumbamiento de torres de energía, el cerramiento constante de la autopista Medellín – Bogotá, por el accionar de los grupos armados y, la situación de desplazamiento y emplazamiento forzoso de cientos de personas y familias en la región. Estos foros dieron lugar a la creación de la Corporación Vida, Justicia y Paz en el año 1998, la cual hizo parte de esta movilización a la que también se sumaron las empresas: Interconexión Eléctrica S. A. ISA, ISAGEN, la Fundación Proantioquia y el Centro de Investigación para la Educación Popular CINEP, de la Compañía de Jesús. Estas instituciones representaron un impulso determinante para el nacimiento de la Corporación Prodepaz.

En su paso por la Corporación, Monseñor Flavio Calle recordó algunas de esas realidades que se daban en el Oriente hacía 20 años, reflexionando sobre la ruta y pertinencia de la entidad facilitadora: “Las corporaciones deben existir en guerra y en paz, no es porque se está en lo uno o en lo otro, sino que siempre deberán existir”. “Nuestra responsabilidad no está con el presente sino con el futuro”, afirmó.

Monseñor Flavio bendijo al equipo de colaboradores de la Corporación y los exhortó a seguir fielmente con su misión: “pónganle el corazón y el alma, sea que estén en paz como ahora -y que ojalá esto dure mucho tiempo-, pero si en futuros años se pone diferente, hay que estar al pie del cañón igualmente”.

La visita del co-fundador hace parte de una serie de momentos conmemorativos que ha venido propiciando Prodepaz en diferentes escenarios de encuentro con los pobladores y las organizaciones sociales: El Foro Zonal de Embalses, realizado en Guatapé en julio, y el III Foro Social “Otro Oriente Antioqueño es posible”, en agosto, son unos de ellos. En este último, realizado en el municipio de la Ceja, participaron alrededor de 250 líderes representantes de organizaciones, movimientos y procesos sociales de la región con los que se celebró también el aniversario de la Asociación de Mujeres del Oriente Antioqueño AMOR.

El 17 de octubre, con el propósito de conmemorar su fundación y realizar un acto de memoria, tanto de las realidades y contextos que motivaron la creación del Programa de Desarrollo para la Paz, como de las personas y entidades cofundadoras, se realizará una ceremonia eucarística en la Catedral de San Nicolás de Rionegro, presidida por Monseñor Fidel León Cadavid, Obispo de la Diócesis Sonsón – Rionegro, y concelebrada por Monseñor Flavio Calle Zapata y sacerdotes de nuestra diócesis. Días después, el 24 de octubre, en el municipio de Marinilla, con motivo de la premiación del Concurso Juvenil SentiPensar La Paz, se llevará a cabo un diálogo intergeneracional y reconocimiento de liderazgos juveniles.

El motivo principal de estos encuentros es agradecer a Dios, a los asociados, aliados y a todo el territorio, por estos 20 años de Prodepaz y su PDP, en los que se ha trabajado coherentemente con la misión de alcanzar el empoderamiento comunitario y la búsqueda de las mejores condiciones de convivencia pacífica y vida digna, de manera que generen desarrollo humano integral sostenible y paz territorial.

¿Necesita ayuda? Chat disponible