logo header
Martes, 07 Febrero 2017 09:33

Celebramos el inicio de diálogos entre el Gobierno Nacional y el ELN

El Programa Desarrollo para la Paz del Oriente Antioqueño y Porce Nus pone de manifiesto su alegría y reitera su compromiso de construir paz en el territorio, frente a la instalación de la Mesa de diálogos públicos entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Quito, Ecuador.

El Programa Desarrollo para la Paz del Oriente Antioqueño y Porce Nus pone de manifiesto su alegría y reitera su compromiso de construir paz en el territorio, frente a la instalación de la Mesa de diálogos públicos entre el gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Quito, Ecuador.

Ver: acuerdo de diálogos

Sea ésta la oportunidad para empezar a hablar de una "paz completa" no solo que permita el silencio de los fusiles y el fin de prácticas dolorosas e inhumanas, sino que involucre a todos los actores del conflicto armado y nos de paso a la construcción de una vida digna, con igualdad de oportunidades y la posibilidad de una sociedad más justa y equitativa, donde todas y todos quepamos en condiciones de dignidad.

Durante décadas el Ejército de Liberación Nacional tuvo una fuerte presencia y accionar en nuestro territorio con los frentes Carlos Alirio Buitrago y Bernardo López Arroyave. Es precisamente porque reconocemos de primera mano la urgencia de buscar una salida negociada al conflicto que permita el fin definitivo de la violencia y porque hemos sentido el rigor de la guerra en todas sus expresiones y de parte de todos los actores, que suscribimos nuestro deseo de que estos diálogos, que inician el día de hoy con la instalación de la Mesa, aporten a la construcción de una paz duradera y aporten a edificar las bases de un nuevo contrato social que sea premisa de la “vida querida”.

Estos diálogos tienen en su concepción un fuerte componente de participación ciudadana y de la base social, y cuentan con una agenda que tiene vida propia y que abordará asuntos como Participación de la sociedad civil en la construcción de paz; Democracia para la paz; Transformaciones para la paz; Víctimas; Fin del conflicto armado e Implementación.

Es por ello que hacemos un llamado a todos los actores individuales, sociales, comunitarios e institucionales a reconocer la importancia de la participación y de la movilización social, así como a aprovechar esta coyuntura de accionar político para el ejercicio de ciudadanías activas y conscientes en el territorio.

Desde el PDP reiteramos nuestro compromiso por generar espacios y acciones desde la base social, donde a partir de la pedagogía y el fortalecimiento de capacidades locales para la construcción de La Paz aportemos desde la incidencia y articulación a este escenario de país. El inicio de estos diálogos nos permite poner de realce la importancia de las transformaciones posibles en los territorios a partir de proyectos colectivos y de una visión compartida de futuro.

Los acontecimientos vividos en los últimos días con las FARC-EP en su agrupamiento y desplazamiento a las zonas veredales de concentración y el cese definitivo de las hostilidades nos llenan de esperanza y nos dan razones para creer que La Paz como fin de la violencia es posible y que La Paz como vida justa es una tarea pendiente que debemos iniciar ahora mismo.

Reconocemos las fallas que la implementación de los acuerdos entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP pueda tener y hacemos un llamado para que el proceso sea vivido con la mayor transparencia y claridad.

Así mismo, exigimos de parte del Estado la protección y la seguridad de los líderes sociales, campesinos y comunitarios cuya vida se ve expuesta, pues nos han arrebatado una gran cantidad de personas en lo que va corrido del año, siendo un escenario sistemático que criminaliza la movilización social. De igual manera reiteramos nuestra exigencia de que se proteja la vida, y que ningún ciudadano puede ser perseguido, vulnerado, violentado, desaparecido o asesinado por causa de sus ideas o su compromiso social.

A pesar de las razones que puedan existir para no creer en estos procesos de salida negociada al conflicto armado interno, desde esta región y desde los actores que dan vida al Programa Desarrollo para la Paz levantamos nuestra voz y sumamos nuestro hacer para asumir que es posible y que creemos que este es el camino para llegar a la vida deseada.

La tarea no cesa aquí; por el contrario, inicia y esto nos llena de esperanza.

DSC 0159 V2

Fotografías: Movilización en la vereda La Esperanza, El Carmen de Viboral. Agosto, 2016

Visto 335 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Febrero 2017 15:06
BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates