+57 (4) 531-4422 comunicaciones@prodepaz.org

En el reconocimiento de las apuestas de empoderamiento y el camino de la participación de la mujer en la sociedad, el 31 de agosto y 01 de septiembre de 2018 se llevó a cabo el “Foro: la mujer y su participación en los procesos de desarrollo territorial”, un espacio que convocó a organizaciones y personas interesadas en escuchar y aportar a los principales lineamientos de una agenda permanente de la mujer en el Oriente Antioqueño.

A lo largo de la historia, diversas mujeres han luchado por el reconocimiento de sus derechos, de su igual dignidad con el hombre. Solo de esta manera se puede garantizar el acceso igualitario a las oportunidades y la complementariedad en sociedad.

En este sentido, el Pbro. Óscar David Maya Montoya, director de Prodepaz, hizo énfasis en que “la mujer ha sido quien ha activado su capacidad creadora para actuar en todos los ámbitos. La mujer convierte a la familia en escuela de humanidad. La mujer es protagonista de la renovación de las estructuras sociales porque se compromete en la eliminación de la injusticia, al igual que el hombre, en un ejercicio de democracia de género auténtico”.

Iguales en dignidad, iguales en derechos

El rol de la mujer se ha definido tanto por sus capacidades y virtudes, que psicológica y antropológicamente son diferentes a los hombres, como también por el reconocimiento de que estas capacidades trascienden a los roles privados como la familia.

En este orden de ideas, el Banco Mundial advierte que son las mujeres quienes realizan la mayor parte de empleos no remunerados y su participación en el trabajo ha sido menor que la del hombre. Si bien el acceso a oportunidades sigue siendo disímil, en los últimos tiempos también se evidencia mayor porcentaje de participación de las mujeres en asuntos políticos y laborales. En el municipio de Rionegro, por ejemplo, la Secretaría de Salud e Inclusión Social indica que por cada 100 hombres empleados hay 61 mujeres trabajando, al tiempo que se evidencia que la mayoría de personas que acceden a posgrados son mujeres.

Respecto a la igualdad de derechos y deberes, Andrea Contreras, funcionaria del Congreso de la República, resalta: “La visión de ser mujer para el mundo de hoy debe ser integral. Somos diferentes a los hombres, pero iguales en dignidad, por ello considerar los valores femeninos como superiores a los masculinos es también un conflicto de derechos. Somos nosotras quienes debemos reivindicar nuestro propio rol, siendo complementarias y ejerciendo dinámicas complementarias con el hombre”. Siguiendo esta conversación, uno de los asistentes al Foro realizado en las instalaciones de la Universidad Católica de Oriente, se refirió a esta complementariedad como “las mujeres empoderadas de los derechos y los hombres conscientes de esta dignidad”.

Así mismo, la secretaria de las mujeres de Antioquia, Luz Imelda Ochoa, compartió con los asistentes algunas de las experiencias exitosas en la gestión de programas de apoyo a la mujer y su empoderamiento. En su discurso hizo énfasis en la equidad de género como una megatendencia, pues está permeando la realidad, está cambiando el destino del mundo, es un movimiento hacia nuevos modelos de pensamiento. “El tema de equidad de género no es un asunto de mujeres, es un asunto de evolución, de desarrollo y de felicidad.”

A propósito de la mujer y su accionar en distintos ámbitos de la sociedad, Camila Escobar, directora de la CEO, enfatizó en la “necesidad de seguir cerrando brechas de desigualdad en la participación económica y política de las mujeres” y, al mismo tiempo, se reconoce que en la actualidad las mujeres han ganado protagonismo en escenarios empresariales, en ámbitos de desarrollo y protección ambiental, cultural y social. “Hoy vemos a las mujeres ocupando los mismos roles que han sido ejercidos tradicionalmente por los hombres, vemos su protagonismo en labores directivas y somos testigos de sus saberes al servicio de la productividad y la competitividad de las empresas”, resaltó Escobar.

Acerca del empoderamiento de las mujeres, actualmente se reconoce la mujer en su diversidad y su compromiso con el desarrollo. Sin embargo, en este espacio académico se enfatizó en la necesidad de reconocer el papel protagónico, e invisibilizado, de las mujeres en los procesos históricos de esta sociedad.

Al finalizar este foro, se presentaron testimonios de mujeres de la región que socializaron experiencias exitosas que vienen movilizando en sus comunidades, se socializó la experiencia “A más reciclaje, más mercado” en Argelia, el proyecto fotográfico “Retratadas” de La Unión y los procesos de articulación comunitaria y trabajo con mujeres por parte de la Asociación de Mujeres del Oriente Antioqueño AMOR.

Como conclusiones de la jornada se mencionó la importancia de educar en equidad de género desde temprana edad, así como reconocer qué imaginarios posibilitadores y limitantes se encuentran en la cultura antioqueña en cuanto al acceso a los derechos, el respeto y la dignidad mutua; se pretende, así mismo, consolidar las cifras institucionales en un Observatorio Regional.

Las reflexiones y propuestas recolectadas en este espacio fueron insumo para la elaboración de una agenda permanente de la mujer en la región que fue socializada al finalizar el Foro y de la que se hizo una firma simbólica con los y las asistentes, así mismo, serán un insumo para la construcción de la política institucional con enfoque de género y educación inclusiva de la Universidad Católica de Oriente.

Este Foro fue el resultado de una iniciativa interinstitucional entre la Alcaldía de Rionegro, Comfenalco, la Corporación Prodepaz y la Universidad Católica de Oriente, al que se sumaron distintas entidades del territorio.

English EN Español ES