+57 (4) 531-4422 comunicaciones@prodepaz.org

El bien común fue uno de los ejes de conversación en torno a la filosofía de la noviolencia en el Conversatorio Manejo No Violento de Conflictos, un espacio convocado por el Comité Estratégico del Pacto por la Construcción de Paz Territorial del Oriente Antioqueño.

El 24 de mayo de 2018, algunas organizaciones firmantes del Pacto por la Construcción de Paz Territorial del Oriente Antioqueño participaron del Conversatorio Manejo No Violento de Conflictos, un espacio de diálogo para reflexionar y trazar caminos de transformación de conflictos en sentido positivo. En la mesa principal participaron como ponentes Rubén Darío Jaramillo, decano de Derecho de la UCO y Martín Felipe Uribe Isaza, entrenador en noviolencia, y como moderadora Verónica Vahos, directora de Fusoan.

El Pbro. Óscar David Maya, director ejecutivo de Prodepaz, realizó la apertura del espacio invitando a considerar este escenario “como un desafío intelectual y emocional que refleje a fondo las experiencias positivas que se conviertan en motor de desarrollo y nos permitan enfrentar un proceso continuo de construcción. El diálogo es un referente para que los actores que están en el conflicto se conviertan en agentes de cambio, para seguir construyendo esta tierra próspera, querida por todos y en paz”.

Posibilidades de la noviolencia para construir la paz (las paces)

El encuentro se realizó en dos momentos: una exposición a cargo de cada ponente y un conversatorio moderado con participación del público. En este último se expusieron y debatieron conceptos, propuestas y experiencias para concebir la paz como opción de ciudadanía.

Martín Felipe Uribe hizo énfasis en que “la noviolencia permite construir un valor muy desconocido: la probidad que es la integralidad, la coherencia entre el pensar, sentir y actuar de la misma manera”. En este sentido, el diálogo pasó por el reconocimiento del otro, los derechos y deberes, los valores, prácticas vivenciales, y el cumplimiento de la norma, pues “detrás de todo conflicto hay unos valores y derechos en juego, por eso la noviolencia exige formar moralmente y éticamente a hombres y mujeres profundos y sabios, no es un método únicamente”, afirmó Rubén Darío Jaramillo.

Para abordar estas cuestiones es necesario estudiar la historia y conocer a fondo los elementos que configuran nuestras identidades como el impulso visionario y la familiaridad antioqueñas, pero también ciertas prácticas como el sacar ventaja de las posiciones y legitimar algunas “incivilidades”, transgresiones y agresiones.

Los antecedentes del espacio

El Pacto por la Construcción de Paz Territorial es una alianza de organizaciones e instituciones públicas y privadas con capacidades individuales y colectivas para generar sinergias. En el año 2015 representantes de organizaciones firmaron el Pacto del Oriente Antioqueño por la Construcción de Paz Territorial, una manifestación expresa de voluntades. Para impulsar este propósito, se creó el Comité Estratégico conformado por la Fundación Solidaria del Oriente Antioqueño – Fusoan, la Asociación de Mujeres del Oriente Antioqueño – AMOR, la Corporación Empresarial del Oriente Antioqueño – CEO, la Asamblea Constituyente, la Universidad Católica de Oriente – UCO, la Cámara de Comercio del Oriente Antioqueño -CCOA, Cornare, Pastoral Social y la Corporación Prodepaz.

English EN Español ES